expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

martes, 26 de mayo de 2009

Escribir...


A veces me preguntan porque escribo,y tan fácil como que es una sencilla manera de dejar ver mis sentimientos,los que me dan miedo,los que me preocupan,los que callo o los que grito...Una pena, tan grande como perderte a la Luna bailar con las estrellas, es que no quisieran encontrar la magia encerrada en todas ellas...
A veces dejas a la gente sin palabras. A veces cuando leen lo que escribes se quedan paralizado pensando cómo es posible que consigas reunir tanta magia, cómo haces para poder expresar tanto en tan poco...
Y te enfadas, o te molesta, cuando la gente se queda sin habla, cuando no dicen nada, cuando tan sólo se limitan a mirarte, a quererte y a esperar todo de ti. Y cuando el miedo se apodera de ti, pensando que tus palabras únicamente se quedarán ahí, entonces, es cuando marcas tu propio final, cuando tú misma te condenas a algo superficial,dejas de ser la princesa de la boca de fresa que cree en los cuentos de hadas y pasar a ser la reina de las almas sin conciencia.
-Ojalá alguna vez dejase a alguien sin palabras...Pero tú me lees, piensas, interpretas, tú me juzgas, todo eso lo haces en tu cabeza, por lo tanto te equivocas...Nunca te dejo sin palabras...

Mira, Kamala: si echas una piedra al agua, ésta se precipita hasta el fondo por el camino más rápido. Lo mismo ocurre cuando Siddharta tiene un fin, cuando se propone algo. Siddharta no hace nada, sólo espera, piensa, ayuna, sin hacer nada, sin moverse: se deja llevar, se deja caer. Su meta le atrae, pues él no permite que entre en su alma nada que pueda contrariar su objetivo. Eso es lo que Siddharta ha aprendido de los samanas. Es lo que los necios llaman magia y creen que es obra de demonios. Nada es obra de los malos espíritus, éstos no existen. Cualquiera puede ejercer la magia si sabe pensar, esperar, ayunar.
Por mucho digan,quien decide su futuro es uno mismo,tú eres lo que es el profundo deseo que te impulsa,tal como es tu deseo es tu voluntad,tal como es tu voluntad son tus actos. Tal como son tus actos es tu destino…
seamos realistas: Pidamos lo imposible
la delgada línea que separa tu seducción con mi paciencia,
empezando a asumir riesgos porque nada se consigue quedándose sentando en aquella silla que el paso del tiempo tapizó de mentiras.
te toco en la espalda y maúllas del susto...
Quién no sabe ver tu magia no merece tener la suerte de poder disfrutar de ella...

Nada es imposible, ni siquiera posible... todo depende de nuestra voluntad, de esas fuerzas que nos salen de adentro, que nos hacen afrontar cada desafio.
Tenemos el poder y la capacidad cuando estamos convencidos, cuando estamos decididos, cuando de verdad queremos algo y lo deseamos.
No hay obstáculo capaz de imponerse, si queremos podemos llegar más lejos, si queremos podemos llegar más alto, si queremos podemos hacer lo que sea... sólo hay que proponérselo.... la competencia no son los demas como muchas veces creemos,la competencia y nuestro mayor enemigo es uno mismo,si me caigo una vez me levantare diez veces....xq aprendi a andar en un suelo de canicas,xq ojala querer significara lorgrar,pero para eso esta mi voluntad.

Llega alguien y escribe aquello que necesitas escribir tú. Y lo escuchas. Y lo escuchas una y otra vez, y sabes, que vas a hacer tuyas esas palabras ,quién escribe thrillers no es un psicópata asesino, quien canta al olvido no es un fugitivo, las princesas fueron sustituidas por brujas, las hadas x las modelos, y Goliat mato al pequeño David, amiga mía no se pueden poner todas las cartas sobre la mesa ni dejar de sorprender…y todo siguió cómo siguen las cosas que no tiene sentido…donde todos somos locos pero el que analiza su locura es llamado filósofo…y así es esta vida,donde de poetas y locos todos tenemos un poco…y todo siguio como siguén los corazones rotos sin consuelo...con polvos de hada y magia potagia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario