expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

lunes, 1 de junio de 2009

En algún lugar...

Hoy hablando con una amiga del amor, de cuando te enamoras y de los hombres que nos han quitado la respiración más de una vez en nuestras vidas,yo tengo el hombre con el que todas soñabais pero yo no estaba enamorada de él tras toda una vida,mi amor de pelicula con el pelo alborotado e imposible y algún que otro polizón que en su momento navego en la marea,y y me he preguntado, así, de repente, exactamente en qué consiste o en que deja de consistir eso del amor. Siempre me ha gustado la frase de: tan añorado en ausencia como malgastado en presencia...
¡Qué maldita razón! Pero implica más que eso, porque a veces lo apretamos, lo ahogamos, dejamos el amor sin aliento ni fuerzas para seguir luchando. Apagamos la llama sin querer y seguimos al pie de todo lo que nos venga. A veces confundimos amor, con cariño, con ansia de querer a alguien, lo confundimos con celos y en el peor de los casos, lo sacrificamos a cambio de diez minutos de besar otros labios que nunca serán nuestros y ni siquieran nos importan.
Pero también tiene su lado bueno, es más, el amor está formado por más momentos espectaculares que caóticos, pero cuando acaba, cuando nos rompemos los corazones, recordamos lo malo, porque lo bueno nos hace aún más daño. El amor es más que mariposas en el estómago, es más que miradas bobas. El amor es la unión, la confianza, el respeto. Es no dejar de pensar en alguien, es sentirte la persona más feliz del mundo cuando tus labios rozan los tuyos. Es estremecerte y llorar de ilusión cuando te mira a los ojos y te dice que te quiere. El amor dura para toda la vida y a veces nos olvidan, a veces lo olvidamos y otras veces perdura...
Y como escribió Sabina: El verbo amar se ha olvidado de mi...
Hace frio,estoy helada.
Va a seguir crionizada hasta que te encuentre.
Hasta que llegues.
Nevará hasta que me llene de blanco y jugemos en la nieve.
Han pasado las horas,dias,semanas,meses y continua nevando.
Y lo seguirá haciendo hasta que se cubran los labios de copos
(besos níveos)besos helados de escarcha,
Hasta que puedas volver a escribir en el jardín porque ya no haya nieve,
Puedes cogerme por la espalda, ahogarme o respirarme
Se donde acaba un beso.
Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine,
por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario