expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

28-9-11

Podría concentrar en mil frases, incluso más, el calor de tus palabras en los momentos en que las horas pierden su tiempo. Podría decirte, aunque tú ya lo sabes, que tu imagen es lo único que me calma cuando me entra la desesperación por no poder cerrar los ojos. Pero sabiendo que hablo cuando debería callar y que callo cuando es necesario enlazar las palabras que se agolpan en mi mente no diré nada más de tus palabras, de las dos de la mañana, de aquella mirada, del sueño y de las manecillas del reloj.

Las palabras apropiadas sólo aparecen en guiones estúpidos en los que sus personajes desperdician sus dos horas justas de protagonismo.

Así que ya está todo dicho...

Sólo tú tienes las palabras que más me duelen...

2 comentarios:

  1. Que precioso,se me ha saltado la lagrimilla....me ha llegado...un abrazo

    ResponderEliminar
  2. gracias,me alegro que te haya gustado y que no sea un comentario de critica hacia mi...que aqui no tiene lugar.. aqui sólo hay palabras...=) un beso

    ResponderEliminar