expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

****9


Era una tarde lluviosa, íbamos agarrados al mango del mismo paraguas, aun así los dos estábamos empapados por completo, el viento azotaba con fuerza en nuestras caras, se acercó sigilosamente y me susurró algo al oído que nunca llegué a entender.

(El problema no es ser sincero, es decir siempre la verdad…)

+Déjame pedirte un último favor, no te destruyas a ti misma pequeña ratita…


(Son más los hombres que desean una princesa en sus vidas que las niñas que anhelan con serlo de mayores...por desgracia...)

6 comentarios:

  1. Son más los hombres que desean una princesa en sus vidas que las niñas que anhelan con serlo de mayores... Eso es una gran (y triste) verdad!!!

    ResponderEliminar
  2. bueno pero aún asi todavia quedan princesillas macarras...:P

    ResponderEliminar
  3. Y marranas que se creen princesas también existen!!

    ResponderEliminar
  4. existe de todo...en la variedad esta el gusto,ufff!si todos fuesemos iguales...que aburrimiento...

    ResponderEliminar
  5. Que gente más cansina... seguro que en cancún no hay gente de esta...

    ResponderEliminar
  6. JAJA...dejales,tod@s tienen derecho a expresarse,asi que...a ver cuando apareces con ese billete...
    besis desde la ciudad mora por excelencia!

    ResponderEliminar