expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

domingo, 19 de julio de 2009

Alaska...


Dime qué hay detrás de esas sonrisas tan tristes,un motor que no funciona o sólo corazones rotos.Es mejor un cielo acostumbrado a defraudar,que fábricas de anhelos esparcidas en la noche.Aunque intente hablar,no hay palabras para mi razón.Muñeca triste quién te roba a ti los momentos. Muñeca triste de apariencia embustera y corazón bondadoso.Quién se cree dueño de quitarte los instantes que te pertenecen, y ese viento que te da de cara, que roza tus pómulos, ¿acaso tiene permiso el aire?Te gustaría ir a Alaska: a contemplar la aurora boreal, eso lo sé desde tiempo, y pretendiass conseguirlo en tu caminar con tacón de aguja. Muñeca triste cargada de miedo. Podrías alzar la voz para que alguien te oyera desde ese orificio en que andas metida.El presente es absurdo pero es lo único que tienes. Andas triste porque una vez te enamoraste como una estúpida y te salió mal, y ya no has querido volverlo hacer. Lo de enamorarte digo. Y vas por la vida luchando y como arma tu cuerpo. Alimentan tu alma,Piensas que lo que sienten es cariño por ti y luego te das cuenta de que no sienten nada, y te restriegas la piel con la esponja, tan dolorosamente para quitarle el asco, que te deja rojeces como marcas.Muñeca triste dime que aún sigues ahorrando para hacer un día ese largo viaje. Solo un billete de ida, por favor. La vuelta no la quieres, no quieres volver. Y te preguntas si alguien se cuestionará donde te has metido, si a alguien le importará que te largues, que desaparezcas.Sabes que no es tarde, que siempre existirá el día oportuno, el señalado, el marcado.Sabes que sólo nunca sería demasiado tarde. Porque nunca es no existir y lo que no existe no se añora, no se extraña. ¿Muñeca triste seguirás luchando hasta conseguirlo? Vengo a pedirte perdón, no me gusta verte llorar, si quieres llorar hazlo en mi compañía. Vas andando por la vida con un nombre falso que no quieres que yo pronuncie, prefieres que te llame muñeca triste. Te gusta así más.No tienes delante de mi que seguir con la farsa, en tu noche de reyes sólo pedías volver a ser tú,aunque debes contentarte con lo que tienes, con este pequeño ratito, en que dejas que yo piense por ti, para eso estoy yo aquí,Y tú silenciosa puedes dejar de pensar sin cerrar los ojos, cansados los tienes ya de tanto cerrarlos para no ver lo que te rodea, pero tus esfuerzos son en vano, alguien te lo sigue susurrando al oído y el dolor,ese dolor que te acompaña desde el primer día, que no te abandona. Pero recuerda la aurora boreal, que te aguarda en Alaska.Prométeme muñeca triste que te vas a secar las lágrimas, que no valen la pena. Suéltate el cabello, píntate los labios y vuelve a sonreír, eso, sí, tira al mar las cenizas de la máscará que quemastes,y sal de nuevo a patear las calles.Persigue tu sueño.Sólo tu puedes lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario