expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Mi vida sin mi...pero con todos vosotros.

Y todavía por momentos intentaba descubrir las pócimas secretas de la felicidad.Resolver aquellos misterios egipcios,la sabiduria de Atenea,los versos de Bennedetti y el psicoanalisis de Freud...
Pero una cosa sí, ella había decidido que lo haría...aprender una de las mas antiguas tradiciones,el secreto mas sabio,dejar a un lado mi maleta de dudas,puedo escribir cuentos de piratas,de meigas y gatos que bailan a las faldas de marilyn,abrir mi corazón y mis miedos,puedo enseñarte mis palabras favoritas,los secretos mejor guardados,intentar aprender leyendo mil libros,perderme en la fimlografia mas remota,escuchar las mejores melodias,pero no,nooo!!!por fin,voy a pararme a aprender de los demás,que ya tocaaa!aprender de ti,de quién me rodea,a saber escuchar historias donde yo no soy la protagonista,quiero aprender a vivir mirando y escuchando todas esas cosas que pasan a mi alrededor,esas que a veces pierdo intentando a veriguar el murmullo de mar,esas de las que tanto puedo aprender...
Cuando comenze este blog puse en mi perfil que unas de las cosas que busco es mejorarme dia a dia como persona,pues hoy es el dia y sobretodo de abrir los ojos y cambiar lo cambiable,xq la vida no retrocede,y he puesto todas mis cartas sobre la mesa...

Gracias al chico de los lunares equilateros en la espalda por quitarme la venda...
Simplemente GRACIAS.



2 comentarios:

  1. Eso significa poner consciencia para llegar a conocer a las personas y a comprender lo que ocurre a tu alrededor, intentar no escuchar, no mirar, no pensar, no interpretar, no juzgar, liberte de los valores negativos que lleva el ego, solamente intentar sentir a la persona,estar receptivos y atentos a lo que ocurre,son señales, a ver lo qué te llega, como lo sientes, cómo lo vives y solo en ese momento en que aprendas a poner conciencia conocerás y comprenderás. Los griegos llamaban a la conciencia la dama blanca y metaforicamente cuando las personas somos capaces de poner conciencia decian: "Y la dama blanca arrojó al mar la flor de la vainilla"

    ResponderEliminar
  2. Gracias,que bonito!y en este caso eso intento...la flor de vainilla se perderá en el mar...y voy a poner todas mis fuerzas para que el oleaje se la lleve mar adentro...y quede escondida para siempre enredada a algún coral...para no volver nunca más.

    ResponderEliminar