expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

sábado, 3 de octubre de 2009

&

- ¿te imaginas?
- ¿El qué?
- Que nieve mucho y me cubra casi entera.
-¿Para qué quieres eso? Además no sólo te cubriría a ti.
- No, pero sólo tiene que ser a mi.
- pero, ¿para qué?
- Para que me busques con desesperación. Y si nieva más, para que hagas bolas de helado con mis sentimientos y las tomemos para desayunar y agarres tan fuerte la mano que se me rompan los nudillos.

Quiero que te quedes atontado mirándome,
Sin que pienses que es una pérdida de tiempo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario