expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

viernes, 1 de febrero de 2013

A la mierda mis promesas...

No fue a propósito. Me quedé un momento mirando el cartel de los helados  y se terminaba el verano y se me olvidó lo que tenía que hacer.Se me olvido que no podia hacerlo. Entonces pasó... y ya está. Tanto esfuerzo, tanta concentración, tanto tiempo, todo a la mierda. Por un puto despiste... me enamoré.

2 comentarios:

  1. Me encanta esta entrada, un saludo y muchos besos :)

    ResponderEliminar
  2. Tuvistes al amor de pelicula en tus manos y lo dejastes escapar por ser demasiado bueno...nunca encontraras otro por lo menos tan verdadero....

    ResponderEliminar