expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

lunes, 17 de agosto de 2009

Ojos...

Se acaba un año,y como dice la cancion toca hacer balanza de las cosas buenas y malas,sabia que no seria un buen año,lo dije antes de que empezara,ese instinto de brujilla,para bien o mal casi nunca me falla, pero si hoy estoy aquí esa es ya una razón para dar las gracias.No se cómo sera el año que viene,si mejor,peor o regular pero si que seguire aprendiendo cosas y lo que no me mata,me fortalece y que sólo una cosa hace que un sueño sea imposible: el miedo a fracasar,que puedo volar hasta el cielo,aunque a veces tropieze con el y que las promesas que no valen nada si se escupen como mentiras son sólo palabras y que las lagrimas son sólo agua y como tal se secan.He aprendido a no esperar nada.

He aprendido que las dos palabras más importantes y que más impacientemente se esperan no son “te quiero” sino “es benigno”,que mi hermano siempre sera el principe del principito y los tumores se vencen, y que el amor no dura para siempre ni bajo el mismo techo, y que las lagrimas de una madre no deberian existir nunca sobre los hombros de una hija.He aprendido a rezar, a vender mi alma al diablo.,si es necesario.Aquél día dejé de temer perder, y empecé a temer no ganar.
Están los que llevan amuletos, los que hacen promesas, los que imploran mirando al cielo,los que creen en supersticiones,están los que siguen corriendo cuando le tiemblan las piernas. Los que siguen jugando cuando se les acaba el aire. Los que siguen luchando cuando todo parece perdido como si cada vez fuera la última,convencidos que la vida misma es un desafío. Sufren pero no se quejan.
Porque saben que el dolor pasa. El sudor se seca. El cansancio termina.
Equivocarse es doloroso, y yo me he equivocado mucho,y alejarse cuando aún se está a tiempo de la personas que amas te hace ser más humano, aunque no lo veas, aunque no lo sientas, aunque en ese momento, realmente, no merezca la pena, al final gana una misma,ganamos todos,eso es acertar.
He aprendido que si ayudo a alguién no es para sentirme mejor o por mis circustancias sino porque de verdad disfruto estando con personas que me necesitan, de nada sirve ser luz, si no vas a iluminar el camino de los demás.
Que las flores más bonitas del mundo son los girasoles y que los mejores viajes se hacen tren y que el mejor piropo es que un ciego te diga que eres bella. Que los mejores regalos no tienen precio.
Descubrí una vez que se podía ser feliz dentro de la tristeza. Que aquella tristeza, en muchas ocasiones me había hecho escribir demasiadas cosas bonitas. Cosas que no leerías nunca, pero que yo había escrito.
Y es relativo quien merece o deja de merecer la pena para uno mismo. Todo depende de las circustancias.Yo sé quien merece mis besos y quien nunca llegará a tenerlos y a quién nunca más volvere a darselos. Sé quien se merece un abrazo y quien no se merece ni un minuto de mi tiempo. Nunca se debe pasar ni un minuto con nadie que no este dispuesto a pasar un segundo conmigo, ni te hara feliz quién no te haga reir. Dentro de ti hay 206 huesos y más de 700 músculos esperando. Sólo falta tu decisión. Tus ganas de jugar como nunca.


Sé que he perdido en este último año a personas que creía que eran importantes, pero que si se fueron, si algo las alejó de mi, en el fondo ese algo era la razón, la razón por la dejaron de ser quienes eran.
La inteligencia,va a ser ,como el criterio,la valentía,buen gusto o el sentido del humor.Todo el mundo se piensa que la tiene, pero que nada de eso es merito sino que lo más esencial es la bondad.
Sé que he superado pérdidas de la manera más tonta posible. A base de lloros.
He descubierto el significado de tiempo, de amistad y de esperanza,que se gana más con una sonrisa. Gracias a todos mis amigoas/os y perdona a toda/os los que a veces os he dejado abandonados. Aprendí, que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "Amigo".
He comprendido que se siente cuando esperas que alguien vuelva, lo hace pero no es como siempre imaginaste, porque no piensa llevarte en su maleta de vuelta,y entoncés decides marcharte tú,que se siente cuando te rompen en mil,como en el mismo dia puedes sentirte la persona mas feliz y mas estupida a la vez,que se siente al ser tratada como una gata goloseada. He comprendido las razones por las que quieren estaban a mi lado decidieron irse y las razones que le impulsan a alguien a quererme por ser más que fuego o palabras que leer,y nunca entendere porque los que se fueron se empeñan en volver a base de jugadas sucias,cuando la puerta se cerro de un portazo y para siempre.
Me he dado cuenta de quien merece a esta niña tonta y quien merece otra princesa, de que naci para bandolera o princesa macarra.Me he alejado de las personas demasiado buenas y he vuelto por si necesitaban algo, he jugado a la pistola rusa con la muerte y he dado las gracias por poder respirar.

Me he desengañado tantas veces que creo que he desarrollado una táctica para aparentar que las he superado. Es tan fácil como no pensar en ello, y es posible, creeme, pero lo malo es que siempre se te nota, en pequeños instantes de tiempo, cuando la realidad te pone a prueba,cuando se leen los subtitulos de mis labios. Crees que lo has superado pero solo juegas a interpretar un papel en tu obra, siempre quise ser actriz. Es duro, pero al final he conseguido no llorar más de un minuto por alguien que no fuera de mi propia familia, porque no merecian mis lagrimas y las partidas terminan.

Y creo que si tengo que pedir algo para el 2009 serán unos ojos nuevos, porque los mios se han cansado de ver tantas cosas que por unanimidad hemos decidido que mis ojos cosidos a base de hilos rotos y cansados de ver tanto que no le gustan, vamos a cambiarlos para ver desde otro punto de vista,porque este año tengo ganitas de ver cosas buenas,ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, no esperar a las oportunidades, sino salir yo misma a buscarlas, ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución…así que quiero unos ojos nuevos.
Siempre quise unos ojos nuevos...quiero unos ojos de gata!

Gracias a muñeca pepona y su blog por darme parte de su inspiración...
Gracias por la consigna maestra.

6 comentarios:

  1. Yo tengo una gata, te presto sus ojos?

    ResponderEliminar
  2. si no arriesgas, no ganas22 de agosto de 2009, 0:09

    Sólo cuando aprendes a caminar solo, comienzas a valorar la compañía. La mayoría de las personas que conozco, viven dejándose llevar por la inercia de los acontecimientos. Sin ser conscientes de ello, se vuelven conformistas, por temor a enfrentarse a la vida, por temor a enfrentarse consigo mismos.

    ResponderEliminar
  3. no se puede caminar con nadie de la mano si no se sabe andar x el bordillo solo,no se puede vivir con miedo,el miedo es la peor carcel...

    ResponderEliminar