expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

jueves, 24 de julio de 2014

26+1+TNT


Aquí tienes el portamuletos que nunca me pedistes.Yo siempre he sido pequeña.Tengo sueños pequeños como querer construir castillos de arena contigo al borde del agua y que el mar nos obligue a reconstruirlos.Tengo  cotidianidades de sueños en los que te despierto con un ataque de besos y tu protestas gritando “¿por qué no te depsiertas chupándomela joder mi niña?y y pongo esa carita de no he roto un plato y me echo a reir.Tengo sueños tan banales como un desayuno con la tele puesta y muchas prisas porque llego tarde a trabajar.O quedar en algún punto que quedará a mitad de nuestros trabajos para comer y contarnos el dia.Sueños enanos como críos que podrían corretear entre nosotros mientras tú te empeñas en no dejarles ganar al futbol. Minúsculos como la maleta que traía cuando te conocí y no pensaba quedarme allí, tan poco cosa llevaba que ni mis sueños ocupaban mucho espacio.Porque eran infinitesimales como hacer una declaración (aunque fuese de la renta) juntos,calcular el fin de mes a medias, discutir por los metros cuadrados de separación que permitiera nuestro piso.Mis sueños.Tan chiquititos que apenas podía contarlos y por eso te miraba,sin decirte nada,porque tú mejor que nadie sabe que la tristeza,el dolor y la rabia se pueden describir, pero la felicidad,lo que yo sentía con mis sueñecitos de andar por casa y besarte,eran como palabras tontas que yo codificaba en suspiros para no sentirme tan ridícula por tener sueños asi,que bobada eh?que no me importara el lugar,ni el idioma ni siquiera el trabajo (si acaso un poquito la música) si íbamos a vivirlo juntos,ya nos pondríamos de acuerdo con las minucias.Y te las regalo.Como detalles.Como gestos.Canciones o pequeñas cosas de niña chica.Asi de renacuajos e insignificantes son mis minucias,pero que quieres que te diga,lo mas bonito que he visto jamás,fue tu risa la primera noche,y eso he pretendido todo el tiempo contra todo y contra todos,incondicional,por eso he luchado,por mis pequeños sueños junto a ti.No quiero vivir sin tu risa,pero mucho menos ser yo la que la apague,eso si que no podría soportarlo.Asi que no me tienes,te quiero,no hace falta que digas nada,no es una pregunta.Solo toma el portamuletos y vete o quedate,pero sea lo que sea,para infinito, mis sueños pueden ser pequeños,pero nunca los trates como migajas.Pequeña de las dudas infinitas y los capaces e incapaces.Con palabras y metáforas que combinan picardías con pijamas.Lo que me gusta de esa foto o de las palabras es que nadie sabe más lo que son.Lo que me gusta es que se convirtió en símbolo, sin saber porqué.Que me enuncies de forma inadvertida o a voces.Lo improvisado y lo feliz.
Da igual lo feas que se quieran poner las cosas... No hace falta que te repita que, si seguimos bailando, saldremos de esta. De esta y de cualquiera.La pelota esta en tu campo.


Tú sigue levantando mis manos hasta las nubes, que yo seguiré manteniendo tus pies en el suelo.

Pudimos, podemos y podremos con todo.



 




AUNQUE SOPLE SUR O AUNQUE  LLUEVA (o aunque no soplemos las velas juntos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario