expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

viernes, 13 de junio de 2014

Palabras sin dueño.

+Deja de comer pelotazos de queso ya, me estas poniendo nerviosa!!!
-Déjame pequeña,las tardes de domingo lluviosos son para pasarlas en el sillón arropado con una manta y viendo una peli. Es el plan perfecto.
+Pues yo me aburro.Mucho.
-¿Y que quieres hacer?¿Ir a comer un helado paseando  por la calle con tus pequeñas manos congeladas?
+Eres brillante.Es lo que iba a hacer. Me voy. Llegaré para la hora de cenar. 
Le dio un beso y desapareció. No hay fuerza capaz de quitarse las ganas de ella.Llevaba esos vaqueros rotos que dejaban ver sus piel erizados de frió y una enorme sonrisa de niña chica.

Cómo es ella? Un poco fría cuando la conoces pero luego te deja un regustillo dulce, de querer más. Más que eso, más que el queso,te deja con ganas de quererla de por vida, de venderte a la eternidad...
Me gusta cuando me arañas con los ojos y me muerdes con la mirada.Porque siento que todo es más fácil.Me gusta cuando nuestros cuerpos hablan en un lenguaje que solo nosotros conocemos.Porque cuando te acercas siento fuego.Me gusta cuando tu sonrisa se queda a dormir todas las noches.
Por que así el invierno es más primavera.


Creo que por muchos años que pasen sera imposible olvidar aquella lluviosa tarde de otoño:
-No puedo vivir sin ti.
-Si que puedes...
-Ya, pero no quiero...
Y solo con esa frase, apagaste el tráfico, las luces, y nos quedamos solos en un mundo hecho a medida para nosotros dos.Y así acaban los cuentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario