expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

jueves, 7 de julio de 2011

Desde muy dentro...


Era sábado por la noche y ya me volvía a casa cuando la vi. Era una chica a la que todos tomaban por loca…Estaba apoyada en un coche delante de un bar. Había chicos que no conocía u otros con los que ya había estado. Por supuesto, eso a mi me parecía bien, a lo que me refiero, y haber si me explico bien, es que si un chico sale con muchas chicas los chicos dicen que es un figón y que suerte que tiene ,en cambio, si una chica sale con muchos chicos ,dicen que es una guarra. Eso es machismo puro y duro. Los chicos de fuera siempre parecen mejores, como las fotos de un paisaje extranjero, quería encontrar el amor de su vida. No quería pasarse la vida intentándolo. Quería conseguirlo de una vez. Estuvo liada un tiempo con un hombre casado, le dio todo lo que un hombre puede esperar de una chica, pero el tío nunca la trato bien. Por supuesto el se creía una especie de Robert Rerford , pero a ella le recordaba mas al correcaminos .Era una chica nerviosa, decía que solo le gustaban las canciones tristes y cada vez que pasaba una noche fuera traía cicatrices en el vestido. Decía que podía suicidarse cualquier día de la semana menos los viernes. Los viernes le gustaba salir a dar una vuelta.
Su hermana se caso con un dentis ta y su madre le prendió fuego a la casa. Los vecinos decían que no era una familia normal desde que su padres se puso a disparar con un arco contra el cobrador de la luz. Su mejor amiga se engancho a la heroína y su hermano pequeño se fue al ejército. Ella decía siempre que hubiese podido manejarse con sólo cuatro o cinco desgracias. Tenía unos zapatos rojos que solo le traían problemas. Cambiaba de nombre todas las semanas. Los chicos que lo hacían con ella se quejaban de que no se lo tomaba en serio, no es que no fuera buena, es que no parecía volverse loca con aquello. A ella, no le importaba demasiado lo que pensaran, tenía sus propias ideas en la cabeza. Algunos le preguntaban qué coño estaba esperando y ella siempre decía: Soy como las minas, sólo sirvo para destrozar un buen soldado una sola vez. Creo que el problema estaba en que era guapa, y había conocido a muchos hombres y ellos le habían hecho mucho daño. Al principio soñaba con el hombre perfecto, pero perfecto no existe nadie, así que luego se conformo con que la quisieran, aunque fuera un hombre bajito, gordo y calvo. Alguien que la besase en la frente por las mañanas al despertarse, que le traíllese el desayuno y que la sacase a pasear de vez en cuando. Algunos dicen que ella se volvió loca porque conocía a una pareja que siempre iba a la playa, y se quería con locura, y que siempre iban solos, aislados del mundo y de la sociedad. No necesitaban a nadie más. Un día se pusieron de acuerdo y se suicidaron a la vez para estar juntos siempre.


El espíritu de esa pareja se le apareció una noche en la playa y desde entonces ella perdio la cordura. La pareja ya estaba junta para siempre...y ella, la chica que estaba loca y que era preciosa, lo único que pedía era amor para siempre.

4 comentarios:

  1. Esa soy YO!!! jajaja "the history of my life!",, aunque me da que hay más de una y más de dos así,, tal y como está la cosa por ahí fuera :S

    ResponderEliminar
  2. uy uy miri,,,
    cas.. precioso¡

    ResponderEliminar
  3. me alegro de que os haya gustado... =)
    el amor en los tiempos del sida esta muy dificil...

    ResponderEliminar
  4. y tanto!! que bonito kas, como siempree, sorprendente. Un dia deberias publicar tus "historias"
    i love you much!!

    ResponderEliminar