expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

miércoles, 29 de junio de 2011

Y yo nunca he sido asi...



Las palabras y yo seguimos sin entendernos...
A veces tengo la sensación de que la vida se me escapa de las manos...
Hace días que intento buscar por el fondo de cada rincón, y cada esquina una pizca de felicidad. Supongo que todos tenemos un botón que se dispara proporcionalmente al número de golpes que eres capaz de soportar. Y yo últimamente no esquivo ninguno.
No se si me duele más pegarme de bruces contra la pared, o saber que cada vez que lo hago, pierdo un poco de esa chispa que me caracteriza. Me asusta mirarme al espejo y no reconocerme, que me cueste sonreír...y que aguantar las lágrimas, se haya convertido en el deporte nacional del mes.

Y yo nunca he sido así....

4 comentarios:

  1. Queremos un escrito!!!puedes ser feliz pensando quehaces feliz a alguien!!y sabesss que??cada golpe te hace mas fuerte...como dice alejandroz sanz despues de la tormenta siempre llega la calma....

    ResponderEliminar
  2. una jornada de trabajo agotadora no me ha permitido escribirte como me hubiera gustado, como a veces dices que no todo lo que escribes aquí es reflejo de tu realidad, no se si este post lo será, pero algo me dice que si lo es… solo decirte que él estado de animo no es lo que nos caracteriza como personas uno no es triste, ésta triste. La lluvia de golpes desalienta cualquiera, tranquila seguro que escampa pronto…. Mucho animo un abrazo

    ResponderEliminar
  3. gracias a ambos,aunque no os conozca es bonito saber que me dais animos,quizás más bonito aún...que pasesi un estupendo fin de semana,voy a ver si hago las paces con las palabras en la playa,las buscaré debajo de la arena!Un besazo a l@s d@s!!!

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, lo que no mata hace más fuerte,, solo por eso vale la pena seguir luchando, pues ello te convertirá en una mejor persona y quien no sepa verlo es porque aún le queda un largo camino por recorrer, cuando tu, en cambio, estarás más cerca de la meta. De esta forma, los buenos momentos, los disfrutarás y valorarás doblemente! y las preocupaciones banales que a los demás atormentan, tu habrás aprendido a obviarlas y, por tanto, estarás más cerca de la felicidad. :)

    ResponderEliminar