expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Butterflys...


Butterflys...Ver para creer", se me hace tan duro a veces que prefiero imaginar a ver, sentir a palpar, creer en la magia de los seres y las cosas, el encanto de lo desconocido, la juventud eterna del alma. Que nos pasa? Que maligno prejuicio nos obliga a perder ese reencuentro con la criatura que llevamos dentro? Asumimos posturas, obligaciones, maduramos, nos volvemos serios, adustos, estamos desprovistos de romanticismo, del amor con mariposas en la panza, caratulamos de cursilería la caballerosidad ó el pudor y la vergüenza. Alguien recuerda cuando fué la última vez que se sonrojó o que dijo un piropo de esos halagadores?Yo si... Hoy todo es ciencia, todo merece ser analizado, todo debe tener una explicación, de lo contrario no es aceptado. Porqué no podemos amar la esencia de alguien que escribe bello y no conocemos? Todo debe ser pragmático: si te veo me gustarás ó no, si puedo conocerte con el tiempo tal vez me enamoro. Por eso no puedo ver para creer, sólo puedo creer en lo que siento, que tengo un corazón que late fuerte y que no he perdido la capacidad de asombro, que por fortuna mi niña interior está totalmente conectada con la mujer exterior, que hacemos un buen equipo y que no podría ser felíz si la ahogara en estereotipos de conductas apropiadas. Sentir que cuando me hundo en mis pesares de mujer, viene mi Wendy y me muestra el medio vaso lleno, el lado bello de la vida, de la gente, ella es quien mantiene viva mis ganas de creer aportando su inocencia.

Si encontrara a Peter Pan…
pero no voy a encontarle,él me encontara a mi...
no iría solo al País del Nunca Jamás…
así no se olvidaria de venir a buscarme nunca…


Tercera estrella a la derecha,creo que ya lo he encontrado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario