expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>
Lo más difícil es querer a alguien y ser lo suficiente valiente para dejar que te quieran.

lunes, 19 de enero de 2015

Aunque sólo sea un segundo...


Con la cuenta atrás de la mañana de un domingo de enero abrió la puerta de su habitación y encontró en el salón un perfecto árbol de Navidad y un Belén por el que corrían figuritas. El vértigo recorrió su estómago provocando unas ganas irrefrenables de vomitar,al ver que su madre aún no había quitado esas maldita decoración navideña,supongo que por la ilusión de que ocurra un milagro en la familia,pero no era así. Cogió.Cogió el primer post-it que encontró en la cocina y con un lápiz viejo escribió:

Un corazón rojo, por favor.

Y es que hoy,necesito que me quieran cómo si fuera navidad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario